miércoles, 31 de agosto de 2011

La Rioja: el Gobierno firmó un contrato para explorar oro en Famatina

La Rioja el Gobierno firmo un contrato para explorar oro en Famatina


El gobierno de La Rioja anunció hoy que firmó un contrato para la exploración de oro con una empresa canadiense y acordó que el Estado se quedará con el 33 por ciento del valor del mineral.

Además, según la información oficial, la empresa Osisko invertirá 10 millones de pesos en una primera etapa y dará trabajo a entre 20 y 30 personas. Así lo informó la Subsecretaría de Prensa y Difusión de la provincia, que calificó de histórico el acuerdo. 

Por su parte, el titular de la empresa minera estatal, EMSE, Héctor Durán Sabas, precisó que la provincia “se quedará con el 30 por ciento del valor del mineral extraído y además percibirá el 3 por ciento del total producido en concepto de canon”, tal como fija la legislación nacional. 

El contrato firmado es por cuatro años para la fase de exploración y en su primer año la inversión de OSISKO será de 10 millones de pesos. 

Sin embargo, recién cuando se conozcan las características de los posibles yacimientos y el tipo de minerales que haya, se definirá si la eventual explotación será a cielo abierto. 

Mientras tanto, integrantes de las Asambleas Ciudadanas por la Vida de Chilecito, Famatina y la Capital criticaron el acuerdo y anunciaron que “se están organizando para resistir”. 

En un acto realizado hoy en la Casa de Gobierno, el gobernador Luis Beder Herrera reiteró que “el Estado controlará el impacto ambiental para evitar problemas de contaminación” a través de la EMSE y de las secretarías de Minería y de Ambiente. 

“No quería explorar una mina tan importante como el Famatina solamente por el 3 por ciento y ahora tenemos el 33 por ciento”, destacó el mandatario. 

Además, recuperamos esto para el Estado porque estaba en manos privadas “a través de convenios firmados con Barrick por el gobernador anterior, Ángel Maza, en una negociación que se encuentra suspendida judicialmente”, recordó. 

El mandatario aseguró que su reelección en mayo pasado por el 67 por ciento de los votos llevaba de manera implícita la política de desarrollo minero que está llevando adelante. 

“De dónde vamos a sacar los riojanos si no es explotando los recursos que tenemos en la minería”, se preguntó, tras lo cual afirmó que no hay nada que esconder en torno del acuerdo minero. 

Por su parte, el secretario de Minería provincial, Oscar Lehz, explicó hoy que la empresa canadiense está interesada en buscar oro, cobre y plata y dijo que la provincia espera generar “entre 20 y 30 nuevos puestos de trabajo”. 

Lehz dijo que Osisko, que tiene explotaciones en Chile, México y Canadá, cuenta con “pergaminos en materia de cuidado del ambiente”. 

Además, dijo, “hay unas 20 empresas interesadas en invertir en tareas de exploración minera en La Rioja, entre las que se encuentran Angloamérica, Grosso Gruop y Yamana”. 

En representación de la empresa Osisko Mining Corp., su vicepresidente, John Burzynski, dijo que el proyecto riojano “tiene potencial de clase mundial” y que la empresa conducirá “cuidadosamente su trabajo con el compromiso de respetar los más altos estándares de cuidado ambiental”.


Fuente: Diario Panorama.com


DECLARACIÓN DEL COLEGIO ARGENTINO DE INGENIEROS DE MINAS: "IGNORANCIA Y TEMOR, CALIDADES DE ESTE TIEMPO"

Comunicado

La Cámara de Diputados de Mendoza acaba de rechazar un instrumento meramente técnico, la aprobada Declaración de Impacto Ambiental (D.I.A.) del proyecto minero San Jorge. Sería un tema menor, de los tantos que diariamente se ponen en agenda en una mesa de café, si no fuera que esta decisión avasalla

- el artículo 14 de la Constitución Nacional,
- la Constitución de la Provincia de Mendoza,
- un Código Nacional que inviste a la actividad minera el carácter de Utilidad Pública,
- y diferentes leyes nacionales que Mendoza y cualquiera de las restantes 22 provincias argentinas y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires están obligadas a cumplir.

No se necesita ser abogado, para advertir sobre la plena vigencia del artículo 31 de la Constitución Nacional.

Es realmente llamativo que un instrumento técnico, una vez que es emitido, deba ser sometido a la voluntad de personas que no han recibido instrucción para saber abordarlo. Que ignoran hasta de los aspectos más elementales que hacen a las labores mineras, como quedara demostrado en la visita que hiciéramos desde el Colegio Argentino de Ingenieros de Minas a la Comisión Plenaria Multidisciplinaria de la Cámara de Diputados de la provincia de Mendoza, encargada de estudiar la D.I.A. del proyecto San Jorge: y que con naturalidad y sinceridad nos lo transmitieran.

Parece que desechan los Diputados de Mendoza las enseñanzas de la ciencia para resolver controversias técnicas. Es un tema menor para ellos que profesionales de la UNCuyo hayan mentido y atemorizado a los propios mendocinos con desprecio a toda ética tutelada por la verdad.

Tampoco les importó a los candidatos a gobernar la provincia. Al igual que como cuando el poder terrenal a fines de la Edad Media, negaba a fuerza de encierros, torturas y hogueras que la tierra fuera redonda; hoy como nuevos Torquemada se suben al tribunal inquisidor.

Es mentira que el Proyecto San Jorge vaya a contaminar como lo demuestran miles de emprendimientos similares en todo el mundo. Es falso hacer de una observación una impugnación. Es engañar al ciudadano el afirmar que la minería paga pocos impuestos como lo demuestran Catamarca, Santa Cruz y San Juan donde la minería llegó para quedarse y para ser una herramienta fundamental al servicio del Bienestar General. Faltan a la verdad quienes aseveran que peligrará el agua para riego o consumo humano. No pasa en Chile donde existen más de 4.000 minas, varias de ellas mucho más grandes que lo que sería San Jorge, o en la vecina San Juan donde tres minas en producción más los mega emprendimientos de Pascua-Lama y Pachón, consumen y consumirán menos del 1% del recurso hídrico que utiliza la agricultura en la provincia.

Esta histórica medida de la Legislatura mendocina, cercena la posibilidad de trabajo digno, en blanco y bien remunerado para miles de mendocinos, “un atrevimiento” que para algunos cometen las empresas mineras, radicadas en el país de los subsidios, trabajo a destajo, mal remunerado y muchas veces: en negro. Increíblemente niegan la generación de riquezas, la mejora de la calidad de vida, la justicia social.

Estamos seguros esta decisión no habrá de inscribirse entre aquellas memorables que llevaron a que Mendoza sea vista con sana envidia, como el camino a seguir entre las provincias cuyanas. No. Nada de eso. Quienes fuimos preparados en las Universidades Argentinas para llevar adelante la industria minera de manera responsable y sustentable opinamos que: la ignorancia, el temor y una voracidad electoral sin propuestas, son calidades que distinguen a buena parte de la dirigencia política en nuestro tiempo. Una clase dirigente pobre, empobrece una vez más a nuestro país.
 
 
Enviado a través de un dispositivo BlackBerry® de Personal

Otorgan premio de Seguridad Minera a Altonorte

Chile. El Complejo Metalúrgico Altonorte recibió la Mención Honrosa Categoría “A” en el Concurso Anual de Seguridad Minera, que premia la excelencia de las empresas en materia de seguridad en las operaciones, distinción otorgada por el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).
  La ceremonia contó con la participación del ministro de Minería, Hernán de Solminihac, el subsecretario de Minería, Pablo Wagner, y el director nacional del Sernageomin, Enrique Valdivieso.

Dentro de los invitados, estuvo el  Vicepresidente de Asuntos Corporativos y Desarrollo de Negocios de Xstrata Copper Chile, Nicolás Fuster, el Gerente General (s) de Altonorte, Jorge Arrián, y representantes de empresas galardonadas y del rubro minero.

Arrián agradeció la distinción entregada por Sernageomin y destacó la seguridad como un concepto clave en la Política de Desarrollo Sostenible que Xstrata Copper aplica en todas sus operaciones a través de programas  y acciones concretas.

“La seguridad es parte de los objetivos estratégicos de la compañía y en este sentido el premio es un incentivo importante para todos nuestros trabajadores y empresas de servicios externos, que paulatinamente están implementando acciones para lograr espacios de trabajo seguros y libre de lesiones”, afirmó el ejecutivo.

TiempoMinero.com

Codelco se proyecta a futura fase subterránea en nueva División Ministro Hales en Calama

Chile. La nueva división de Codelco, la operación a rajo abierto Ministro Hale, ya se encuentra haciendo una evaluación con miras de iniciar una explotación subterránea a pesar de encontrarse en plena construcción para entrar en producción en 2013.

El vicepresidente de proyectos de la estatal, Sergio Fuentes, señaló que la cuprífera ya se encuentra evaluando una futura fase subterránea de la operación, que debe consolidarse de acuerdo a los planes de factibilidad dentro de los próximos tres a cuatro años.

Y es que la lección que dejó el agotamiento del yacimiento en Chuquicamata, que como parte de los proyectos estructurales ya contempla su nueva etapa bajo tierra, parece haber dejado lecciones en la corporación, que ahora se encuentra adelantándose a un escenario similar.

“Los proyectos mineros duran tanto tiempo en su análisis y captura de información, hasta tomar una decisión, que si el camino normal de una explotación a rajo abierto que tiene más reservas en profundidad es que evolucione a mina subterránea”, hay que anticiparse, dijo el ejecutivo.


TiempoMinero.com

Promoción Industrial, no llorar sobre la leche derramada

La actual decadencia de Mendoza, proceso paulatino pero sin marcha atrás desde hace años, presenta como diagnóstico un notable decrecimiento y aumento de pobreza. Hay una cultura que derrotar, nuevos paradigmas con los cuales soñar. Parte del empobrecimiento de la Mendoza del siglo XXI se evidencia en el deterioro de las ideas. Las que suelen dominar nuestra realidad se parecen, por su escasa efectividad, a un laberinto sin salida.

La dirigencia provincial, en su más amplia influencia, es decir, políticos, empresarios, líderes sociales, educadores, hombres de las comunicaciones, ha puesto a Mendoza en una suerte de inercia. Nadie discute que estamos atravesando y luchando en un plano inclinado. Buena parte de la sociedad observa, a veces en modo pasivo, el estado actual, y parece haber quedado sin reacción ni otra clase de respuestas.

La pérdida del liderazgo regional, dentro de un país que aún discute sus formas y autonomías federales, nos exhibe quejosos e impávidos, frente a otras provincias que claramente han asumido protagonismo, valentía y acciones más inteligentes que las soluciones mendocinas. Esto no hace más que agudizar las enormes debilidades que existe entre nuestra dirigencia.

La promoción industrial es un claro ejemplo. Sin duda esta injusta medida nos ha causado daños, graves y cuantiosos. Mirá este video. Pero ejerciendo el derecho a la sinceridad, tampoco nosotros hemos sabido salir de este laberinto. Por eso no solo debemos resistirnos a su nueva aplicación dispuesta por el gobierno de CFK, sino que debemos prepararnos para enfrentar sus daños con otra clase de soluciones, más creativas, pragmáticas y definitivas. ¿O seguiremos de brazos cruzados esperando que el destino se encargue de nuestros problemas? Las soluciones para Mendoza hay que pensarlas “con o sin” promoción. No es menos cierto que los problemas de fondo, los reales y estructurales, los tenemos en casa y son nuestra responsabilidad. Veamos algunos ejemplos.

Mendoza hace años que se ha convertido en una provincia inviable. Se deduce muy sencillamente: Mendoza viene gastando más de lo que ingresa a sus arcas. Es hora de internalizar, de asumir una estadística incuestionable: el 92 % del presupuesto provincial se usa para pagar gastos corrientes, es decir, los costos fijos de funcionamiento del Estado. De modo que apenas el 8 % se invierte en obras públicas. Entre lo peor de la situación tan carente de visión y estrategia, es que los ingresos que recibimos por el petróleo, también van a cubrir estos gastos corrientes. Entonces cabe preguntarse: ¿qué será de nosotros cuando se acabe este recurso?

Mendoza se endeuda año tras año. Y nuestra deuda pública aumentó de $ 3.240 millones en 2003, a $ 4.539 millones en el 2010.

Con este esquema los últimos gobiernos en Mendoza apenas si han sido administradores de la pobreza y de la decadencia de nuestra provincia. Ninguna de las últimas administraciones ha impulsado aquí una impronta de desarrollo y progreso, ninguna a la altura y del nivel a las que estábamos acostumbrados a protagonizar en nuestra rica historia. Hay que recordar que este desierto imposible, debe ser transformado en uno vivible.

Los actuales candidatos a gobernar Mendoza, lamentablemente, parecen decididos a continuar el mismo sistema decadente, un modelo que decididamente nos ha sumergido en un populismo manifiesto.

Hace unos días viajé a Chile y a Perú. En el avión leí que Chile buscaba triplicar la extracción de oro en 5 años, aumentando exponencialmente las inversiones y generando gran cantidad de nuevos puestos de trabajo de calidad. ¿Quién aquí, a esta altura, puede dudar que Chile es un claro ejemplo de compatibilidad entre protección y cuidado del medio ambiente, el desarrollo de la minería y el fomento del agro? Por su parte, Perú, sumará más de 1.000 millones de dólares al año en regalías, ya que el nuevo gobierno anunció un acuerdo con las empresas para cobrarles más regalías, asegurando además inversiones por 30 mil millones de dólares. La comparación mental con lo que ocurre en Mendoza fue inmediata, y lamentable por cierto.

Sin embargo, ya estando en Perú, ocurrió lo peor, pues tomé conocimiento que la Cámara de Diputados de Mendoza rechazaba por unanimidad el proyecto de extracción de cobre y oro “San Jorge”. No hace falta agregar que se trató de una nueva acción más de nuestra anquilosada dirigencia política. En lugar de buscar soluciones que compatibilicen el cuidado del ambiente con el desarrollo y el crecimiento, optó por evadir, y detener, cualquier estrategia innovadora. Es decir, optó por profundizar la pobreza y la decadencia. Optó por mantenernos a los mendocinos, luchando contra el plano inclinado, otra vez perdidos dentro del laberinto. De esta manera nos han privado de poder vivir en una provincia más inclusiva, más desarrollada, con más oportunidades, y con estricto respeto por la ley y el buen funcionamiento de las instituciones.

Al llegar a mi provincia advierto que se rechazó el proyecto San Jorge violando el Código de Minería, en un debate legislativo lleno de slogans anti mineros, populistas, demagogos, electoralistas, en el que no se ofrecieron razones precisas y específicas al rechazo como exige la ley, colocando a la provincia en debilidad frente a cualquier reclamo judicial y sentando un grave precedente para cualquier inversor de todo tipo, que pueda llegar a nuestra provincia a generar empleo, crecimiento y desarrollo. Qué inversor estará dispuesto a venir a una provincia donde las normas cambian en forma permanente y contradictoria ? La irresponsabilidad pareciera no tener límites.

Sostengo entonces, una vez más, que lo que necesita Mendoza para proteger su ambiente no es prohibir la minería. Esa medida es más que simplista. El desafío aquí, el paradigma para retomar nuestro romance con la historia y el progreso, es hacer funcionar la ecuación “agro más minería”. Es posible cuidar ambas industrias, y es posible hacerlo conservando y protegiendo el medio ambiente y, muy especialmente, el recurso del agua. Esto último es más posible. Lo vienen demostrando los países vecinos, y además, son estos circuitos los que generan crecimiento y desarrollo para el pueblo.

Para recuperar a Mendoza del plano inclinado, del laberinto, es imprescindible discutir ideas, proyectos, visiones. Por ese motivo es que me permito ser claro: Mendoza no puede darse el lujo de prohibir ninguna clase de actividad económica, sin antes debatirlo en profundidad.

Mendoza necesita con urgencia un plan maestro de crecimiento, una plataforma que nos permita unirnos y encarar el futuro con unidad, eficiencia, coherencia y una visión estratégica; de cara al mundo, potenciando nuestras mejores virtudes, orgullosos de nuestra cultura, contentos por ser protagonistas de nuestro destino.

De una buena vez, Mendoza debe proponerse consolidar un liderazgo de dirigentes, con equipos y unidades de trabajo preparados para la gestión pública, entrenados para resolver la dinámica que propone la globalización y los escenarios tan complejos de un mundo cada vez más integrado. Esto también necesita de legisladores que interpreten el espíritu de cambio, y acompañen las acciones enriqueciendo el debate, corrigiendo las políticas públicas e innovando en la búsqueda de soluciones.

Carlos Aguinaga   carlosaguinaga.com.ar

martes, 30 de agosto de 2011

San Jorge: Mendoza ha sido perjudicada

Una columna a favor del proyecto minero. Para el autor, "la falta de una política a largo plazo, la presión de grupos que poco aportan al desarrollo de la economía provincial y las especulaciones políticas preelectorales, dejan una vez más a Mendoza sin la posibilidad de explotar sus recursos naturales".

Ante la irracional decisión de los legisladores provinciales de rechazar el proyecto San Jorge, me atrevo a decir que una vez más la provincia se ve perjudicada por propuestas erróneas.

La falta de una política a largo plazo, la presión de grupos que poco aportan al desarrollo de la economía provincial y las especulaciones políticas preelectorales, dejan una vez más a Mendoza sin la posibilidad de explotar sus recursos naturales. Recordemos que el 90 % de nuestra superficie provincial son montañas, que solo el 3% es área cultivada y que muchos mendocinos no tienen ingresos dignos, producto de la baja rentabilidad de muchas actividades industriales, agrícolas y comerciales. También tenemos otros déficit que enumerarlos sería tomarse varias horas y quizás perderíamos el tiempo, ante la mediocridad de una dirigencia política que no escucha, que no propone un debate serio, que no sabe definir estrategias de crecimiento y a la cual solo le interesan los resultados de las elecciones.

Mucho venimos discutiendo sobre la promoción industrial, pero creo que con este nivel de discusión, con esta falta de propuestas, este oponerse a cosas por si acaso, nos dejará sin industrias y seguramente ya no tendremos nada para promocionar.

Muchos empresarios, trabajadores y ciudadanos comunes, no estamos pendientes de la organización de marchas, de fabricar carteles con imágenes de terror que infunden miedo, no estamos contaminados por la mentira y tampoco dormimos en la ignorancia por no informarnos adecuadamente. Todavía escucho comentarios de personas que hablan del cianuro, cuando hay una ley que prohíbe su uso, todavía escucho hablar del agua del arroyo El Tigre, cuando este nada aporta al oasis norte y se pierde en una ciénaga. Todavía hay quienes piensan que el cerro San Jorge es la cordillera de Los Andes, cuando su magnitud es menor que el cerro de la gloria.

Hoy siento pena por el futuro de nuestra provincia que se seguirá empobreciendo al compás de los errores de todos los días.

Todo el trabajo de empresarios y de algunos dirigentes para darle a Mendoza un perfil productivo más amplio queda en la nada y seguramente veremos como algunas empresas empiezan hoy a mirar San Juan y no por la promoción industrial, sino porque las oportunidades de trabajo son mejores que en nuestra provincia.

La escasez de agua es un gran problema, que no se resolverá prohibiendo la minería. La solución es invertir en los sistemas de riego presurizados, entubar canales, impermeabilizar, etc., pero no hay recursos suficientes para estas inversiones. Estos recursos los podría haber aportado el desarrollo minero, que con explotaciones sustentables, con la aplicación de la ley como corresponde, genera muchos ingresos, en contra de aquellas opiniones poco serias sobre los exiguos recursos (dicen) que aporta la minería. Quizás existan sectores donde no les interesa que se aplique la ley a la minería porque tal vez les caiga también sobre sus hombros y a partir de allí tengan que cuidar el agua que hoy despilfarran , contaminan y además, la reciben casi gratis.

Tendremos a partir de aquí que definir que modelo productivo queremos, ya que el actual se agota y no existen demasiadas opciones. Tendremos que comenzar a discutir seriamente nuestro futuro, que debe pasar por sobre todas las cosas por el bienestar de todos. Si prohibimos las fuentes de trabajo, las inversiones importantes y nos dejamos llevar por las emociones de muchos a los que negativamente los influyeron para oponerse a la minería, nunca llegarán los salarios dignos, la salud de primer nivel para todos y el bienestar general.


Julio Totero miembro del directorio de la Asociación de Industriales Metalmecánicos www.mdzol.com

La Minera, feria con brillo que atrae a los grandes


El miércoles arranca en Plaza Mayor la Feria Internacional Minera, cuya programación incluirá muestra comercial de 240 expositores, ronda de contactos y negocios, y exhibición de proyectos de ciencia y tecnología.
La presencia este año de las más grandes potencias mineras del mundo, en uno de los pabellones de la Séptima Feria Internacional Minera, será el gran atractivo del certamen, que se verá en Plaza Mayor, entre el miércoles y viernes, de esta semana.

El secretario de Minas de Antioquia, Nicolás López Correa, destacó que la muestra creció este año un 30 por ciento, en comparación con la del año 2010, tendrá 240 expositores, 10.000 metros cuadrados de espacio para recibir a unos 8.000 visitantes y una meta de posibles negociaciones superior a los 300 millones de dólares.

"Con las oficinas comerciales de las embajadas hemos logrado invitar empresa nuevas, que no están en Colombia. Tendremos la asistencia de compañías de Australia, Canadá, Alemania, China e India, que vendrán a explorar oportunidades y a ofrecerse como proveedores de maquinaria y servicios para el sector", explicó el funcionario.

Proyección minera
 
Para Eduardo Chaparro Ávila, director de la Cámara Asomineros de la Andi, la feria, además de ser el mayor certamen especializado en minería de Colombia, se convierte en la oportunidad de promover "un sector que se ha convertido en uno de los más promisorios"

Según Chaparro, hasta el año 2020 se espera una inversión en minería, en Colombia, de 24.000 millones de dólares, más de la mitad, 12.500 millones de dólares, en expansión y nuevos proyectos carboníferos.

Otros 5.000 millones de dólares irán a la expansión e impulso de nuevos proyectos de oro, 4.500 millones a minería de metales básicos y 2.000 millones de dólares a actividades de exploración.

El dirigente agregó que entre los desafíos que observa la minería colombiana están los de confirmar, con nuevos descubrimientos, si las reservas estimadas de oro son de unas 25 millones de onzas y si es necesario sostener el esfuerzo en la creciente producción de carbón para llegar a las 200 millones de toneladas por año.

La oferta local
 
En la feria, quince proyectos mineros de Antioquia, titulados, estarán en exhibición a la caza de potenciales inversionistas.

Se trata de yacimientos de oro, carbón, piedra caliza, asbesto y manganeso, ubicados en diferentes municipios, cuyos responsables adelantan algún tipo de explotación o tienen estudios sobre el potencial de las áreas tituladas.

Llama la atención, por su cercanía a Medellín, la cantera Maracay de 156,9 hectáreas, ubicada en la vereda Pueblo Viejo, del municipio de La Estrella y cuya operación está de momento suspendida.

La concesión, propiedad de la Comercializadora Santacruz, tiene un potencial de 11,8 millones de metros cúbicos en materiales de construcción.

Los proyectos de piedra caliza La Marmolera de Puerto Nare, Calizas y Minerales de Maceo y Nieves de Amalfi también estarán en la muestra, al igual que el proyecto Bercana de Segovia, con reservas de mármol por 60.025 metros cúbicos y Esquisitos Talcosos de Valdivia con 1,02 millones de metros cúbicos en reservas de piedra ornamental.

En exploración y explotación aurífera participarán los proyectos El Porvenir, localizado en Puerto Nare, La Palmichala de Remedios y La Piedra de Abriaquí.

Minera las Brisas del municipio de Campamento, en operación y el proyecto La Labor de Abejorral serán las opciones que en la feria, tengan los inversionistas interesados en la extracción de asbesto.

Como proyectos carboníferos se ofrecerán El Balsal de Titiribí, La Bonita de Angelópolis y La Florida de Hispania, todos en el Suroeste antioqueño.
El título de 100,3 hectáreas del proyecto Pergamino de Dabeiba, se mostrará a potenciales inversionistas en exploración y explotación de manganeso.
Medellín | Publicado el 29 de agosto de 2011 elcolombiano.com

viernes, 26 de agosto de 2011

No a la minería en una gran pequeña provincia


Acorralado, el PJ rechazó el proyecto San Jorge

La dirigencia política de Mendoza le pegó el tiro de gracia al proyecto minero San Jorge, el mismo que llevó horas de debate y ríos de tinta en los últimos dos años.

La decisión apresurada y la actitud saltimbanqui de los legisladores cuyanos seguramente no moverá la aguja de la Historia ni tampoco alterará la zozobra neurótica que hoy envuelve a los mercados, incluidos los de los metales del mundo.

Pero sí deja una lectura penosa a los que siguieron de cerca este proceso rico en lo dialéctico que incluyó diálogos, audiencias e informes de impacto social y ambiental en Uspallata, en Las Heras y en toda la provincia.

“Mini Mendoza” tituló un medio local para referirse a la jugada radical-peronista que mandó al archivo una proyección de inversiones de US$ 300 millones y puso al desnudo la pequeñez de una dirigencia que no hace honor precisamente a Emilio Civit, Francisco Gabrielli y tantos otros que hicieron grande a la más grande de Cuyo.

En los últimos días se hizo harto patente que la minería -no San Jorge, la minería-, había quedado nuevamente rehén de la puja electoral mendocina.

Pero hay diferencias entre lo de ayer y el parto de los montes de julio de 2007, cuando la mediocridad del Cleto Cobos le llevó a borrar de un plumazo el enorme potencial minero de la provincia para abolir conflictos que pudieran perturbar su contubernio kirchnerista.

Un contraste es que, a propósito de San Jorge, hubo un debate largo acerca de la sostenibilidad ambiental y social de la actividad minera. Otro, no menos notable, es que han pasado años de desarrollo minero en la vecina San Juan, la hermanita pobre de toda la vida que no muestra aguas envenenadas ni niños con dos cabezas por la actividad de las minas.

Sí se nota, al Norte de Media Agua y eso se lo enrostran los sanjuaninos a sus vecinos cada vez que pueden, hay más prosperidad, PBI, PBG, trabajo, inversiones, radicaciones de empresas, etc, etc.

“Cambié de opinión” ha sido la lacónica explicación de Paco Pérez, el candidato K que seguramente no se enteró que su partido y su gobierno han declarado a la minería Política de Estado de la República Argentina, ni tampoco escuchó a su venerada Presidenta defender la minería con cada vez más énfasis.

Es lógico lo de CFK. Cualquiera que gobierna sabe el valor y el peso del 5% del PBI, como para andar tirando posibilidades por la borda.

Pérez, si es elegido gobernador, parece haber resuelto ese problema. La plata genuina que le falte a fin de mes, irá a mendigarla a Buenos Aires.

Muñeca no parece ser lo que le sobra. Si a alguien le cuentan le zafarrancho que armó Pérez con su brillante gurú K, Mario Riorda, con el proyecto de consulta popular vinculante y cómo terminó acorralado por una fuerza que en las primarias nacionales estaba 30 puntos por debajo, probablemente no lo crea.

Lo de los radicales mendocinos de Roberto Iglesias exime de todo comentario. Muchos correligionarios del partido de Hipólito Irigoyen hace tiempo que eligieron a la minería como un blanco K, por encima de cualquier explicación técnica, científica, económica y social.

Claro que lo de San Jorge es una pérdida, sobre todo para Coro Mining, que apostó su trabajo a romper el status quo mendocino. Aunque termine mudando el proyecto a San Juan, como especulan algunos, para procesar el cobre donde la minería sí es bienvenida, la lección no deja de ser amarga.

Ahí va Mendoza con su dirigencia siglo XXI. ¿Cómo hacer buen vino de una cepa enana?, preguntaba en una canción el sabio Joan Manuel Serrat.

Daniel Bosque  - Periodista y Director de Mining Press 

miércoles, 24 de agosto de 2011

Experto ve compatible la minería con el medioambiente


Eduardo Barrera, el sanjuanino que fue Secretario de Minería de Alfonsín y tiene un Master en Ciencias Ambientales en Europa, dijo:


“Todos los mecanismos de control en este país están bajo sospecha, el tema minero no es la excepción. Por eso las auditorías externas son una buena medida, creo que se iría por el buen camino para darle tranquilidad a la gente. La gente tiene que entender que la minería es perfectamente compatible con el medioambiente, no es una cosa u otra”. La frase corresponde a Juan Eduardo Barrera, un sanjuanino que fue Secretario de Minería de la Nación de Raúl Alfonsín, quien además en su largo paso por Europa -15 años- se especializó en Ciencias Ambientales.

Desde el año pasado incursiona en política y lo hace como candidato a senador del Frente Todos por San Juan. El gobierno sanjuanino anunció a fines de mayo -cuando se hizo la colada oficial de la mina Casposo- que “muy pronto” se convocaría a consultoras internacionales para el control medioambiental. “El problema para entender la mala prensa que tiene la minería está en el mensajero y no en el mensaje. Si se hace demasiado énfasis en el mensaje, se produce un efecto contrario, nadie se cree que el Valle del Cura sea Disneylandia. Creo que hay que incorporar la dimensión medioambiental, toda actividad entraña un riesgo y la minería hay que atenderla con toda la seriedad. Por eso no hay que exagerar con el marketing de esta actividad”, resaltó Barrera.

El ex funcionario es tajante al afirmar que en el país no existe una política minera y sólo “un buen marketing para atraer inversiones”. “Se observa en la falta de objetivos y estrategias. Lo que hay ahora es una estrategia de propaganda que fija aparentemente como objetivo conseguir cada vez más inversiones extranjeras, pero sin establecer las condiciones. Para mí la política minera debe estar dentro de una política de industrialización”, dijo. En este sentido agregó, “San Juan podría tener tranquilamente una refinería de oro, que produzca oro de calidad monetizable”.

"No me gusta (la actual política minera nacional). Y se observa en la falta de objetivos y estrategias. Lo que hay ahora es una estrategia de propaganda que fija aparentemente como objetivo conseguir cada vez más inversiones extranjeras pero sin establecer las condiciones. Para mí debe estar dentro de una política de industrialización".

"Cuando llegué a Minería hicimos un plan de expansión, una especie de inventario de proyectos para saber qué es lo que había y qué se podía hacer. Es el que dura hasta hoy y que en el año 1985 nos permitió decir que Argentina produciría oro a toneladas, donde luego en la época de Menem las reglas de estabilidad fiscal contribuyeron mucho".

Barrera, cuando fue convocado en el año ‘83 por Alfonsín, se encontró con un desarrollo de la minería prácticamente nulo, con el ingrediente que hasta ese momento las concesiones eran otorgadas por Fabricaciones Militares (FM), porque los militares tenían el concepto de que los recursos minerales eran un recurso estratégico para la defensa. 

Regalías y empresa estatal 

Barrera no cree que la discusión en cuando a los rindes que deja la minería pase por lo que dejan las regalías -el 3% de la facturación-, a pesar que sea uno de los bastiones de los planteos que repudian las explotaciones mineras en el país y en donde el Gobierno envió una señal al modificar el cálculo de las regalías. 

“El planteo de las regalías es colonial, porque en un país industrializado las regalías pasan a ser algo insignificante y dar una batalla por este tema es perder tiempo. La batalla tiene que ser por la industrialización”, argumentó Barrera. 

Por otra parte, dijo que “no sé si es necesario una empresa estatal -Gioja adelantó hace algunos meses que San Juan tendría una-, pero sí debe haber un ente que represente el poder de negociación del Estado para sacarle más provecho del que tiene la minería”.

Perfil

Juan Eduardo Barrera fue el primer ingeniero en Minas que ocupó la Secretaría de Minería de la Nación, que hasta entonces era "propiedad" de los geólogos. Estudió en la Facultad de Ingeniería de San Juan y entre el ‘78 y ‘79 se doctoró en España. Volvió al país y trabajó en la vuelta de la democracia de la mano de Raúl Alfonsín, que una vez electo lo convocó para ocupar el cargo de Secretario de Minería.

En el año ‘89 partió a nuevamente a España acompañando a su ex esposa, pero ya lo hizo para radicarse por más de una década. Siguió perfeccionándose, pero esta vez su orientación se inclinó por el medioambiente -tiene un Máster en Ciencias Ambientales- y varias especializaciones en tecnología. Volvió al país en el 2006 y actualmente tiene una empresa de aplicación de tecnologías en la provincia que instala fibra óptica a través de alcantarillados. Desde el año pasado Barrera está vinculado a la política local y es candidato a senador nacional por el Frente Todos por San Juan.


Fuente: verdadminera.com

martes, 23 de agosto de 2011

"La nueva minería evalúa, planea, y trata de explotar un depósito en una forma racional y responsable"



La Ing. en Minas Elena Alonso se ha convertido en una palabra de referencia a la hora de referirse a la actividad minera en su totalidad. Con claridad, esta profesional acerca conceptos precisos que despejan dudas y habla de la responsabilidad como eje central de la relación con la sociedad.
 
La ingeniera en minas Elena Alonso, habló sobre las características de la minería actual, su real impacto y sobre cómo puede convivir con otras actividades como la agricultura y la ganadería.

Alonso, es la tercera ingeniera de su especialidad recibida en el país, y en la actualidad se dedica a investigación y docencia. Trabaja en la consultora Ambiental, que actúa, entre otras actividades, como evaluadora para el gobierno de San Juan.

La profesional hizo un paralelismo entre lo que es la vieja y la nueva minería. “La primer diferencia es que la vieja minería se basaba en sacar lo que servía de la tierra sin ningún tipo de métodos, ni evaluación previa del depósito en sí mismo, ni del medio ambiente que lo rodea. Las empresas veían una veta de oro y la sacaban. Incluso muchas minas se arruinaron porque sacaron los recursos sin ningún método y dejaron encerrados gran parte de los materiales por la mala explotación”, explicó, agregando que “no se preocupaban ni por su economía, ni por planear la producción, ni mucho menos por el medio ambiente. De hecho, la preocupación ambiental es bastante reciente”.

 Responsabilidad:

Por el contrario, según Alonso, “la nueva minería evalúa, planea, y trata de explotar un depósito en una forma racional y responsable, que dé el máximo de ganancia económica y que permita no dejar pasivos ambientales, finalizando los proyectos en una forma ambientalmente segura”.

Sostuvo también que “la minería se puede realizar como cualquier actividad del hombre; de forma responsable o de forma irresponsable. Si se hace irresponsablemente, se dejará pasivos ambientales, habrá accidentes, no le dejará nada a la comunidad en la que trabaja”. Sin embargo, si se hace en forma responsable se dará el resultado inverso. Hay situaciones que son inherentes a la minería, pero toda actividad humana tiene un impacto. “Desde la construcción de una casa, donde se sacó vegetación, se armaron los cimientos, se utilizaron materiales de cantera, etc. hasta la utilización del menor de los elementos hogareños. Impacto ambiental hay siempre, pero se habla sólo de los negativos, pero poco se habla de los positivos, a nivel socioeconómico, que producen una mejora sustancial en la calidad de vida de la gente involucrada. Por ejemplo, en Buenos Aires no existe una hectárea que se mantenga como era cuando llegaron los españoles. Ya sea por la ganadería, la agricultura o las industrias, se ha impactado todo el ambiente”.

 Efectos:

En relación a los efectos que esta produce, alonso señaló que “La minería tiene efectos positivos que pueden ser gran alcance. Contrariamente a lo que se dice, no afecta la vegetación, sino sólo donde se instala el proyecto, ni afecta los animales porque la norma es que existe prohibición de alimentar, cazar o relacionarse con ellos para evitar cualquier tipo de alteración”. En este sentido dio un claro ejemplo cuando comentó que “en San Juan, por ejemplo, realizamos un censo de guanacos en el que se detectó un incremento del 30 por ciento, ya que en toda el área de influencia existe vigilancia para cazadores furtivos”.

Alonso explicó que la nueva minería puede convivir con otras actividades como la agricultura y la ganadería. “De hecho existen numerosos proyectos en el que los superficiarios comprobaron que esto es factible; en el caso de San Juan tenemos una convivencia fantástica, porque la minería encuentra sus yacimientos en zonas cordilleranas o desérticas que no tiene un suelo apto para la agricultura. No hay superposición de actividades y no hay razones para que no exista una mina”.


Fuente: verdadminera.com